Tarta de crema de plátano

Como te adelanté en Facebook, una nueva tarta llegaría esta semana al blog y aquí está. Tras desear que tu 2019 haya comenzado estupendamente, te presento esta tradicional tarta de crema de plátano (¡con extra de plátano!), una opción que conquistará el paladar de los más mayores 😉

Tiempo de preparación: 1 hora
Para: 8 – 10 raciones
Dificultad: Fácil

Ingredientes

Para la corteza de la tarta y el relleno

  • Masa quebrada (puedes comprarla o hacerla tú)
  • 3 plátanos (cortados en rodajas)
  • 5 yemas de huevo
  • 225 gr de azúcar
  • 60 gr de maicena
  • 675 ml de leche
  • 80 gr de plátano maduro (en puré)
  • 30 gr de mantequilla con sal
  • 7,5 ml de extracto de vainilla

Para la nata montada

  • 180 ml de nata de repostería
  • 80 gr de azúcar glas
  • 5 ml de extracto de vainilla

Si te gusta esta tarta, echa un vistazo a esta otra de queso y plátano.

Preparación

Corteza de la tarta y relleno

1. Precalienta el horno a 180ºC.
2. Incorpora la masa en un molde para tartas de 22 centímetros de diámetro previamente forrado con papel vegetal.
3. Hornea la masa hasta que se dore (requerirá 10 – 15 minutos). Una vez cocinada, deja reposar para que se enfríe.
4. Cuando esté fría, coloca las rodajas de plátano encima de la corteza.
5. Lleva las yemas de huevo a un bol. Bate ligeramente y reserva.
6. Añade el azúcar, la maicena y la leche a un cazo. Remueve hasta que los ingredientes se integren. Hierve a fuego lento hasta que empiece a burbujear (o tenga una textura espesa) y retira del fuego.
7. Incorpora la mezcla al bol de las yemas de huevo batidas poco a poco junto al puré de plátanos maduros. Cuando todos los ingredientes se integren, pon esta mezcla en la cazuela hasta que rompa a hervir. Cuando llegue a ebullición, deja cocinar durante 3 minutos sin parar de remover y retira del fuego.
8. Añade la mantequilla y el extracto de vainilla. Bate con paciencia hasta conseguir una textura suave.
9. Vierte este relleno en la corteza de la tarta y lleva a la nevera para que se enfríe. Para que no se forme ningún tipo de costra mientras se enfría, cubre la tarta con un poco de film transparente.

Para la nata montada

Mientras la tarta está en la nevera…

1. En un bol, incorpora la nata montada, el azúcar glas y el extracto de vainilla. Bate con paciencia con unas varillas de cocina hasta conseguir unos picos rígidos.
2. Saca la corteza de la nevera y cúbrela con la nata montada. Termina la receta decorando con unas cuantas rodajas de plátano.

¡Buen provecho!

Una idea original de Lindsay de Life, Love and Sugar.

Responder