Tarta de queso y plátano

Una variante más de la clásica tarta de queso llega a De Tartas. De suave y cremosa textura, combina el sabor del queso con el de una de mis frutas favoritas: el plátano. ¡Toma nota y conquista a tu paladar y al de tus invitados!

Lectura recomendada: 🍌 10 beneficios del plátano 🍌

Tiempo de preparación: 3 horas (más 6 de enfriado)
Para: 12-14 porcione
Dificultad: Fácil

Ingredientes

Para la corteza

  • 302 gr de galletas trituradas
  • 140 gr mantequilla con sal – derretida –
  • 39 gr de azúcar

Para el relleno

  • 678 gr de queso Philadelphia (a temperatura ambiente)
  • 270 gr de azúcar
  • 24 gr de harina
  • 58 gr de nata para repostería (a temperatura ambiente)
  • 20 mililitros de extracto de plátano (a la venta en Amazon)
  • 240 gr de puré de plátano (2 plátanos medianos)
  • 3 huevos grandes (también a temperatura ambiente)

Para la crema bávara

  • 5 gr de gelatina en polvo
  • 30 ml de leche
  • 2 yemas de huevo
  • 120 gr de nata montada
  • 26 gr de azúcar
  • 3,75 ml de extracto de vainilla
  • 1,25 ml de extracto de plátano
  • 160 gr de nata montada – bien fría –
  • 36 gr de azúcar glas

Para la cobertura de tarta de queso

  • 125 gr de nata montada – bien fría –
  • 60 gr de azúcar glas
  • 2,5 ml de extracto de vainilla
  • Un plátano

Preparación

Corteza

1. Precalienta el horno a 160 grados durante 15 minutos.
2. Forra un recipiente apto para tartas con papel de hornear y engrásalo con un poco de mantequilla.
3. Añade todos los ingredientes de la corteza en un bol. Mezcla hasta que se integren.
4. Incorpora la pasta de galleta en el molde para tartas. Distribuye por todo el recipiente equitativamente.
5. Hornea durante 10 minutos y deja reposar mientras continúas la receta.

Relleno de tarta de queso

1. Baja la temperatura del horno hasta los 150 grados.
2. Incorpora el queso Philadelphia, la harina y el azúcar en un bol, y con la ayuda de unas varillas de cocina, remueve con paciencia con movimientos envolventes – para evitar que se formen burbujas de aire – hasta que los ingredientes se integren.
3. Añade la nata para repostería y el extracto de plátano. Bate hasta que se mezclen bien.
4. Incorpora el puré de plátano y remueve con paciencia hasta que se integre.
5. Agrega los huevos uno a uno. Bate lentamente asegurándote de que se integran bien.
6. Vuelca la mezcla sobre la corteza.
7. Llena la bandeja del horno de agua tibia (o un recipiente más grande que el molde para tartas) y, acto seguido, forra el molde para tartas con papel de aluminio y llévala a la bandeja o recipiente. Asegúrate de que el agua llega al menos a las asas o tornillos del mismo.
8. Hornea el cheesecake durante 1 hora y 30 minutos. Transcurrido ese tiempo, apaga el horno y deja que se termine de hacer dentro del horno durante 30 minutos. Luego, abre la puerta del horno y deja que se enfríe, para evitar las grietas en la tarta.

Crema bávara

1. Mezcla la leche con la gelatina en un bol y reserva.
2. Bate las yemas de huevo en otro recipiente, y reserva también.
3. En un cazo, incorpora la nata montada, el azúcar, el extracto de vainilla y el extracto de plátano. Lleva a ebullición a fuego medio.
4. Una vez empiece a hervir, retira del fuego y añade esta mezcla a las yemas de huevo para que se atempere.
5. Cocina esta mezcla de nuevo a fuego medio hasta conseguir una textura espesa.
6. Agrégala a la gelatina y remueve con paciencia hasta conseguir una textura suave.
7. En un recipiente adecuado, añade cubitos de hielo y deja reposar la mezcla de gelatina encima del mismo.
8. En un bol, agrega la nata montada fría y el azúcar glas. Bate con paciencia hasta conseguir unos picos rígidos.
9. Una vez montada la nata con el azúcar, añade la mezcla de gelatina y remueve hasta que los ingredientes se junten.
10. Saca el molde para tartas del horno y quita el papel de aluminio. Vuelca la crema bávara por encima de la tarta de queso y esparce uniformemente.
11. Una vez repartida la crema bávara, enfría el pastel en la nevera durante al menos 5 o 6 horas.

Cobertura

1. Cuando la tarta esté bien fría, llévala fuera de la nevera y sácala del molde.
2. En un recipiente adecuado, agrega la nata montada fría, el azúcar glas y el extracto de vainilla, y con la ayuda de unas varillas de cocina, bate con paciencia hasta conseguir unos picos rígidos.
3. Decora la tarta con la nata montada fría y el plátano cortado en finas rodajas, ¡y listo!

¡Buen provecho!

Nota: Esta tarta puede aguantar perfectamente 3 o 4 días en la nevera 👍

Una idea original de Life Love and Sugar.

Sin respuestas to “Tarta de queso y plátano”

Responder